Actualmente los faros de los coches son fabricados en policarbonato, para en caso de accidente no causar los daños que provocaban los faros de cristal. Este material plástico resulta sensible a la climatología, provocando que con el transcurso del tiempo pierdan transparencia volviendose opacos, amarillentos o sucios. Con el correcto pulido recuperan su transparencia original.

headlight

Su pulido o limpieza se torna necesaria para mantener correctamente los faros de los vehículos. Los faros como elemento de seguridad para ver otros vehículos y que vean el nuestro hace recomendable su pulido para evitar un deterioro mayor que obligue a la sustitución completa del faro; el pulido es una solución más económica que el reemplazo.